cintillo mas pequeño-07
titulopeque

Pueblo Indígena Brunca o Boruca

fotos-brunca

Dos reservas:

delimitadas en 1993

-Territorio Indígena Boruca 

-Territorio Indígena Rey Curre.

 

Población indígena con pueblo: 2 560 personas.(INEC, 2013, p.34)

 

Población no indígena en territorio: 1 724 personas. (Ídem)

 

Lengua: Se hacen esfuerzos por parte de sectores de la población indígena de estos territorios por revitalizar la lengua brunka. Sin embargo, el uso cotidiano que tuvo en otro momento, cambió drásticamente por un fuerte proceso de imposición cultural del grupo dominante desde la colonia, llevando la lengua prácticamente a su extinción. Predomina el uso del español.

 

Tal y como lo afirma Marcos Guevara (2000) con la casi pérdida de la lengua brunka, se pierden otra serie de saberes que están estrechamente ligados, que cobraban significaciones únicas a partir del uso cotidiano de la lengua (p.8) Esto no solo por la función en la reproducción de la tradición oral, sino porque la lengua también cumple un papel preponderante en la resistencia y control que los pueblos ejercen sobre los elementos de su cultura.

 

Este pueblo ha permanecido durante siglos en el Pacífico Sur. A la llegada de los españoles esta región también era habitada por otros cacicazgos prehispánicos como el Quepo, el Coto y el Teribe o Térraba, que fue trasladado desde el Atlántico. (Solórzano, 1999, p.87) Solórzano también indica que en 1779 Boruca tenía 30 casas de paja y una iglesia nueva de tejas y que estaba administrado por el padre Francisco Alvarado, «de la regular observancia de Nuestro Seráfico padre San Francisco»"(p.88)

 

El establecimiento en tierras brunkas por parte de los misioneros franciscanos, es una de las razones por las que esta población indígena es una de las que vio más amenazada la reproducción de su cultura. Se suma a este proceso de enajenación, la construcción de la carretera Interamericana a mediados del siglo XX, ya que se produjo un desplazamiento masivo a estas tierras por parte de madereros, ganaderos y colonos procedentes del Valle Central. (Amador, 2002, p.28)

 

Actualmente uno de los rasgos culturales que cuenta con gran apropiación por parte de las y los indígenas brunka es el Juego de los Diablitos o Cagrúroj en lengua brunka. Por muchos años tanto la fiesta como la tradición artesanal de confeccionar las máscaras para usar en dicha celebración, estuvieron a punto de dejar de practicarse por los miembros de ambos territorios indígenas. La fiesta volvió a cobrar relevancia hace más de dos décadas cuando Ismael González1 siente inquietud por lo que ve está ocurriendo en Boruca, al ver que se empiezan a utilizar máscaras compradas de cartón, plástico o tela. Es así como junto a un grupo de 7 niños del Territorio Indígena Boruca inicia el taller Rabrú, el cuál fue apoyado de diferentes formas por el Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes2.

 

Con el resurgimiento de la elaboración de la máscara y sus nuevas interpretaciones (la cual además es comercializada con gran éxito), la fiesta se ve revitalizada. En la actualidad cuenta con gran difusión, convocando a personas de la comunidad, del país e incluso de fuera de las fronteras nacionales que participan de algunas de las actividadesque se realizan por aproximadamente 3 días, desde la “nacencia” de los diablitos hasta la muerte del toro, pasando por las chichadas, los tamales de arroz y la carne ahumada(Amador, p.273)El juego se realiza durante los últimos días del año y los primeros del siguiente en el caso de Boruca, y en febrero, en el caso de Rey Curré, congregando a decenas de jugadores de distintas edades que se unen para derrotar al toro quién representa al español conquistador. (Ídem)

 

Existen iniciativas de revitalización de otros aspectos de la cultura brunka, como la lengua y parte de su tradición oral, por ejemplo dando mayor difusión al reconocimiento de personajes comoCuasrán. Según cuentan las y los boruca logró escapar de los españoles y se refugió en los cerros, pero sigue estando presente, incluso algunos creen que disfruta de usar su máscara, tomar chicha y caminar por las calles de Boruca durante el juego de los diablitos. (Amador, p.302)

 Bibliografía

Amador, J. (2002) Identidad y polarización social en la comunidad indígena de Curré, ante la posible construcción de una represa hidroeléctrica.Tesis para optar por el grado de Maestría en Antropología Social. Universidad de Costa Rica.

 

Guevara, M. (2000)Perfil de los Pueblos Indígenas en Costa Rica: Informe Final. Costa Rica.Recuperado de: http://www.territorioscentroamericanos.org/redesar/Sociedades%20Rurales/Pueblos%20ind%C3%ADgenas%20de%20Costa%20Rica.pdf

 

Instituto Nacional de Estadística y Censos (2013) X Censo Nacional de Población y VI de Vivienda: Territorios Indígenas1 ed.-- San José, Costa Rica. INEC.

 

Solórzano, J. (1999) Indígenas y neohispanos en las áreas fronterizas de costa rica (1800-1860). En: Anuario de Estudios Centroamericanos, Vol. 25, No. 2 (1999), pp. 73-102. Recuperado de: http://www.jstor.org/stable/25661323

 

Tosatti, A. (Ed.). (2011) Arte indígena contemporáneo del Sur de Costa RicaCosta Rica. Publicación realizada con el apoyo de UNESCO, la Comisión Costarricense de Cooperación con UNESCO y el Ministerio de Cultura y Juventud.

Fotografías proporcionadas por: Dennis Castro, oficina de divulgación e información Universidad de Costa Rica.